DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bailes Cubanos I

16 comentarios

Carmelina Barberis es el amor platónico de mi padre. Con ella y el ballet de la Televisión Cubana de la época les presento el son, el ritmo cubano por excelencia, en este caso en su variante campesina. Hay que tener la cintura ”dulce como raspadura” para ”cogerle el tumbao”. Es un baile sensual, voluptuoso. Nada de apuros como en el cubanísimo mambo o la salsa colombiana.

Luego a gozar, si tienen paciencia, con Los Magos, el Conjunto Guajiro de Majagua. Diferentes danzas campesinas en una Estampa que reúne algunas de las más populares. El ritmo es normalmente dictado por las claves, ese sencillo instrumento, aquí sustituidas por el cencerro y el guayo.

La música campesina es casi desconocida fuera de la isla. Incluso despreciada en sus zonas urbanas. Soy guajiro, no puedo evitar que me guste, tanto como la de las ciudades. Les sugiero ”menear la cintura como la mulata Mercé, con el taconcito y con la punta ‘el pie”. Es bueno para eliminar la tristeza y el estrés.

Anuncios

16 pensamientos en “Bailes Cubanos I

  1. “Hay que sacar bien el pie y ponerse resbalosa” jeje qué sabroso el son, y la música guajira me gustara o no, mi abuela me hizo que me entrara por los poros. A esa guajira no había quien le cambiara el canal de Palmas y Cañas los domingos. Un abrazo apretaíto o era suavecito 😉

    • Mi abuela siempre tenía algo que hacer. Todos los días de la semana, a todas las horas del día. Pero a las 7pm de los domingos se sentaba en su sillón a ver “Palmas y cañas”. Nunca la vimos tan alegre como cuando disfrutaba las “controversias”. Justo Vega y Adolfo Alfonso eran dioses para ella. Un abrazo apretaíto. 🙂

  2. Cometas danzantes. Es original el segundo vídeo pero se repite una hartá como decimos en Cadiz.

    • La coreografía es muy aburrida. Los músicos repiten demasiado los estribillos. Fue el único ejemplo de bailes campesinos que encontré. Estaba buscando zapateo cubano en buen estado. Se los debo…

  3. Por mi naturaleza rústica, siempre he sido amante de las músicas nacidas de las raíces, de las entrañas populares. Disfruto bailar (bailar es eufemismo) diferentes ritmos, pero el son, sin duda, es mi amante más fiel. Gracias, Ernán.

    • “El son es lo más sublime para el alma divertir, se debiera de morir, quién por bueno no lo estime.” Un poco exagerado, pero es la letra de un son inmortal. Me alegra que te haya gustado.

  4. Hola. ¡Pero cómo me has hecho disfrutar con esta entrada! Excelente lección de baile cubano. Y como se vale disentir, los bailes campesinos no se sienten aburridos, ni en pasos ni en coreografia. Hay mucho que observar, el movimiento de abanico, caderas, sombrero, etc. y la coreografía es natural que se maneje de esa forma. Acá pasa lo mismo. Un grupo de danza, que baile huapangos de la huasteca, por ejemplo, tendrá coreografías semejantes a estas, pero si vas a la región, bailan frente a frente, hombre y mujer y a disfrutar, sin esos movimientos de escuela, de ensayo. El son, ¡qué elegancia! Gracias, gracias. Abrazos, Luis

    • Hola amigo Luis:
      Claro que se vale disentir. 🙂 Soy de los que creen que disentir: enriquece las ideas fuertes y destruye las débiles. Esos “movimientos de escuela, ensayados” son a lo que me referí con: “luego a gozar, si tienen paciencia”. Hubiera preferido una manifestación danzaria espontánea, pero sólo encontré esta. Aunque Beny Moré decía que las fiestas de los guajiros comenzaban al anochecer y terminaban al amanecer, por eso bailaban así, sin cansarse, repitiendo pasillos y “en un solo tumbaito”.
      Repetiré entradas con el “sonido agradable al oído, en especialidad el que se hace con arte”. Así define al son la academia.
      Llevo una semana escuchando sones cubanos y salsa puertoriqueña y colombiana (que me gustan mucho) Como en el pop, las baladas, los boleros, el rock, la ópera o la chanson francaise, hay algunas letras ridículas. Otras son sublimes, elaboradas, poéticas o con mucho sentido del humor, usando en doble sentido en imágenes muy ocurrentes.Como bien define Angel Descalzo: son “músicas nacidas de las raíces, de las entrañas populares”.
      Gracias por amar el baile. Aquí en el norte de Europa, bailar y conversar son expresiones del arte que están desapareciendo.

  5. Tan bueno como todas las “mediaruederías” para eliminar la tristeza y el estrés… 🙂 Un abrazo!

    • Como diría Rósula Nápoles: De’pue’ de tanto e’fuerso, a eso ‘emo’ llega’o! 🙂 Ese sería el mejor resultado de las “mediaruederías”. Ningún humorista ha ganado ni ganará jamás el premio Nobel. Un académico sueco con sentido del humor y sin perrito o gatico… Perdón, de qué estaba hablando? 🙂 Abrazo recibido, empaquetado y devuelto, en buen estado.

  6. Qué lindo, me gusta mucho, dan ganas de bailar 🙂

  7. Gracias, Hija del Viento. Y a bailar, que la vida es un salón de baile. Bailar es una de las poquísimas cosas que áun continúa siendo gratis… :-).

  8. Pues bien, caro amigo, guajiros somos todos. Con el devenir del tiempo la música campesina fue cambiando, el son también es música campesina que invade la ciudad a principios de siglo, incorporando mas instrumentos musicales, ya con marcada influencia foránea-Yuma-los bailes tienen gran influencia canaria, aplatanada a nuestra tierra. Todo viene de España y Africa. Es ahí donde nace lo cubano. Actualmente no puedo vivir sin mis Palmas y mis Cañas. Era obligatorio verla en casa. Mi padre guajiro casi natural de Velasco- El Granero de Cuba-@

    • El punto guajiro, de origen muy Canario como dices, se convirtió en un son montuno más “africanado” en el sur de las provincias orientales. Algunos opinan que la manera de bailar era más afrancesada, que nos llegó via Haití desde Francia e incluso de Escocia, vía Jamaica. Determinar que nos llegó de berberes y moros vía Canarias y Andalucía, de los bantús desde África, incluso los chinos en la década de 1830, es imposible. Cuba era un cruce de caminos. Todas las naves que navegaban el Atlántico del viejo al nuevo mundo, pasaban por allí. El ajiaco criollo, no hay otra manera de definirlo…

  9. La música cubana es el mejor antídoto contra la tristeza, eso está claro.

    • Hay boleros cubanos que dan deseos de cortarse las venas, pero en general la música cubana es alegre, siempre sensual. Los bossa novas brasileños, la rumba catalana y el pop turco también me alegran , con Charle Daniels Band bailo como un demonio. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s