DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Músicos cubanos III

17 comentarios

Ignacio Cervantes Habana 1847-1905

El compositor y pianista cubano Ignacio Cervantes, fue expulsado de nuestra isla en 1875 por sus simpatías independentistas. Lo que sírvió para que paseara la música criolla por Norte y Suramérica.

Este otro Cervantes escribió más de cuarenta danzas, una ópera, varias zarzuelas y obras de cámara. Es un símbolo de cubanía, como lo fue su hija María, a la que recuerdo siempre simpática y dicharachera.

No se puede hablar de música cubana sin mencionarlos a él, a Gonzalo Roig, a Moisés Simons, a Sindo Garay, a Manuel Corona, a Miguel Matamoros y al gran Ernesto Lecuona, entre otros. Ellos abrieron las puertas. 

Anuncios

17 pensamientos en “Músicos cubanos III

  1. Me gustó más el piano que las guitarras. Excelente.

  2. Cervantes compuso siempre para piano. Quise darle un sabor internacional con una orquesta de “la madre patria”, pero le faltó el sabor de la cubanía que caracteriza a Beatriz Boizan.
    Gracias por la visita temprana. Un cafecito cubano? 🙂

  3. Espero que, como no has puesto “…y III”, la serie seguirá. Ojalá que sea así, vaya descubrimientos, Ernán. Eres el aleph cubano, la bolita donde se ve todo lo bueno de allá, pero con mucha más gracia 🙂 Un abrazo!

  4. Tengo una cafetera de ocho tazas. tendré que comprar una más grande para poder brindar… 🙂 Claro que habrá más Músicos Cubanos, será una larga serie, aunque me meta en camisas de once varas. Y gracias por esos elogios que no sería apropiado creer. (me voy a cambiar el nombre por Modesto Dezá)

  5. Las guitarras con mucho sabor a habanera, parte del adn del danzón, el tango y de la música que nacía del transistor que acompañaba las mañanas de mi niñez en mi casa… Te mando un fuerte abrazo, Modesto Dezá.

  6. No es mal nombre tampoco, hombre, “Modesto Dezá”. Suena bien, muy cafetero 🙂 Y esperando Músicos cubanos IV… Un abrazo!

  7. Mi querido Ernán tienes una laaarga tarea entonces porque hay muchos músicos cubanos buenos, qué maravilla que te has dado a ella, porque siempre es mejor escucharlos y recordarlos con una chispa como la de tu prosa detrás. Un quiero.

  8. Increíble Beatriz Boizan. Me ha enamorado su expresividad. Magnífica intérprete. Bravo por compartir estas maravillas, Ernán.

  9. No digo yo que me he metido en camisa de once varas? 🙂
    Con gusto contaré sobre músicos, pintores y escritores cubanos. Es rara la semana que no descubra uno “nuevo”.
    Pero el mérito real es de intérpretes como Beatriz Boizan. Ella siempre incluye a Lecuona, a Cervantes, a Saumell o a algún cubano en sus recitales, junto a los grandes europeos. Sin la exclusividad ni el chauvinismo ridículo de otros. En el lugar que se merecen en la corriente internacional.
    Cuando Maurice Ravel escuchó a Lecuona por primera vez, en París, dijo: -Esto es más que piano.- Y se hizo amigo de nuestro Ernesto, con la naturalidad de un músico que se codea con otro.
    Mis padres y familia sienten la misma pasión por Glenn Miller, Lucho Gatica, Edith Piaff o Chaicovsky que por Beny Moré, Radeunda Lima o Lecuona. Música buena es música buena, sin divisiones de géneros o nacionalidades. Y ya, que me pongo serio y eso no me queda bien. 🙂
    Un quiero muy grande a mi Magela favorita!

  10. Bravo por tí, por enamorarte de una compatriota. 🙂 Te la recomiendo interpretando los grandes maestros europeos, a Isaac Albeniz en especial. Y por nada, otra vez. Es un gusto descubrir cosas buenas entre amigos.

  11. Amigo Ángel:
    Me muero de la risa por la expresión de algunos cuando les aclaro que las mejores Habaneras no fueron compuestas por cubanos.
    Creo que Puerto Rico, Yucatán, New Orleans y Cuba estaban muy bien conectados por barcos y migraciones de mano de obra temporal, en la época en que surgió la cultura criolla, con un innegable componente español y africano.
    Es muy difícil determinar donde “despegaron” cosas como el danzón, el son, el bolero, los trios… Una orquesta habanera llegaba más rápido en barco a Mérida que a Santiago de Cuba, una santiaguera a San Juan de Puerto Rico y viceversa. Los músicos se ganaban la vida en cualquiera de los tres lugares, hubiesen nacido donde hubiesen nacido.
    La Habanera les dió un aire diferente a esas expresiones nacionales y es por eso que sentimos igual la pasión rioplatense del tango, que un bolero borinqueño o mexicano.
    Libertad Lamarque, Toña la negra, Agustín Lara, Pedrito Rico, Lucho Gatica, Rafael Hernández, el trio Matamoros, Carlos Gardel, José Mujica, Olga Guillot, Lola Flores, Lecuona o María Greever, pesaron igual en nuestros escenarios. Mucho antes de la aldea global, el idioma y los ritmos nos unieron. No sería una maravilla poder mantenerlo así?
    Sé que lo sientes de esa manera, como muchos otros lo sentimos.
    Un abrazo.

  12. Eso mismo digo yo, no soporto tampoco el chovinismo ridículo de muchos, nunca mejor dicho Ernán. Gracias por tenerme entre las Magelas favoritas jajaja

  13. En Cataluña, especialmente en diferentes poblaciones de la costa, de tradición pesquera, es típico en los meses de verano, los recitales de habaneras en la playa, tomando café con ron quemado. Son exquisitas veladas con muchos aromas diferentes, café, ron, yodo, cremas aftersuns baratas… pero las recuerdo con nostalgia. Aprovecho para desearte unas felices fiestas y un 2014 lleno de lo que te propongas. Recibe un fuerte abrazo de este admirador.

  14. Ese “Adiós a Cuba” y la sensibilidad de Beatriz Boizan han sido un excelente regalo para estos días. Aprovecho para desearte felices fiestas y un 2014 lleno de entradas en Después de la Media Rueda para deleite nuestro. Muchos abrazos, Luis

  15. El “Adiós a Cuba” lo escuché por vez primera en la película “Fresa y chocolate” de Tomás Gutiérrez Alea. Me estremeció y continúa haciéndolo, es fácil adivinar el porqué. Pero creo que una de las piezas más cubanas de Cervantes es “Los tres golpes”.
    Escuchar estas Danzas me transporta a la niñez. Es la música que la generación de mis abuelos y bisabuelos asumía como el surgimiento de la nacionalidad. Éramos una provincia de ultramar española, pero lo que compusieron Saumell, Crevantes y Sánchez de Fuentes se le escapó a la Metrópolis. La música fue lo primero que nos identificó como cubanos, espero que siga identificándonos para siempre.

  16. Al escuchar estas joyas con las que nos deleitas, se demuestra una vez más que la buena música es universal.

  17. Y lo es, Eduardo.
    Hace días comentabas sobre “Desperado” de Eagles. Es una de mis canciones favoritas, su letra me parece genial. Hay algo en la música country que como toda la música campesina, arranca de la tierra, de los sentimientos más primarios.
    Ayer vinieron a comer unos amigos, un sirio y un jordano, entre otros. Preparé una selección con música de diferentes países, incluyendo flamenco, bollywood, bossa nova, son cubano, country, chanson francesa, soul, pop árabe y turco, fados, disco… la pasamos muy bien oyendo todo aquello. Hubo momentos en que la música nos obligó a cambiar la conversación… Me sorprendió lo necesaria que es para el ser social.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s