DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Marcianos en L’abana

12 comentarios

Era 1954, tía Nena vio el Objeto Volante No Identificado, se asustó muchísimo y salió corriendo a comprar provisiones para esconderse, con toda la familia. Llamó por teléfono a Cruces para que mis padres, recién casados, hicieran lo mismo. Los marcianos estaban a sólo unas cuadras de casa. La gente se aterrorizó.

¿Seríamos atacados por los hombrecitos verdes?

¿Venían a robar caña de azúcar para dar energía a sus naves?

¿Vendrían a violar mulatonas cubanas para crear una nueva especie de extraterrestes con amplias caderas, que pudieran bailar el cha cha cha haciendo fértil algún árido planeta?

Las expectativas fueron muchas y la noticia se regó en segundos por Radio Bemba, el boca a boca del cubano, sin antenas ni ondas hertz.

Creció la bola de nieve y se reunieron cientos de curiosos en el lugar.

El final quedó en la leyenda y en un delicioso cha cha cha que todavía se baila.

Anuncios

12 pensamientos en “Marcianos en L’abana

  1. Y llegaron bailando rica-chá. Y el segundo vídeo Ernán quiénes son y qué programa era? Como podrás imaginar yo no pensaba ni nacer, eso es de cuando el malecón era de palo jejeje

    • Disculpa Magelita:
      Estaba en Belén con los pastores. El segundo video es de una película mexicana de 1955: “Platillos voladores”, los cómicos son la canadiense-cubano-mexicana Vitola y Resortes (Adalberto Martínez), la vedette es Evangelina Elizondo. Bailan una composición de Rosendo Ruiz :”Los marcianos”, que popularizó la Orquesta América.
      Lo del platillo volador fue un golpe de publicidad para el programa de televisión “Mi esposo favorito” de Rosa Fornés y Armando Bianchi, una idea brillante de Joaquin M. Condall. Cosas de la época. Se estaba construyendo la Ciudad Deportiva y mi familia vivia a cinco cuadras de allí. Aquello fue de policia, tanques del ejército… Se llevaron presos a todos los artistas, lo sorprendente es que no se filtró la noticia.

  2. ¡Qué ganas de ser marciano!

  3. Estos marcianos… Sin antenas ni trompetillas. 🙂

  4. Yo también me apunto a crear una nueva raza con mulatas de amplias caderas… por supuesto todo en aras de la ciencia… se nota que ya no me duelen los lumbares

  5. Pues la ciencia se quedará sin mi aporte en este y otros casos, 🙂 Ustedes pregúntenle a las mulatas. Cuando se arme “el dale al que no te dió”, yo me hago el sueco o mejor, como soy sueco, me hago el marciano. 🙂

  6. Genial, Ernán, en el más puro estilo mediaruedero! En la capsulita que hagan con lo antológico que ha dado tierra debe estar un acceso directo a este blog -y de paso el cha-cha-cha este… 🙂 Un abrazo!

    • Gracias Don Felicius.
      Las letras de algunas guarachas, cha cha chas, mambos y sones montunos están sazonadas por el doble sentido, Creo que eso nos viene del flamenco, de África o de la picaresca. Algún investigador serio seguro que ya ha dado en el clavo y ha descubierto de donde le viene el agua al coco.
      Aquí en Después de la Media Rueda sólo nos dedicaremos a especular y disfrutarlos, si es juntos mejor.
      En la capsulita tendrán que caber muchas cosas que he leído gracias a los blogs de wordpress. Sigue siendo un placer leerte y leerlos a todos.
      Saludos desde el Polo Mortificado, perdón Norte. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s