DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Músicos cubanos V

9 comentarios

Sindo Garay vivió ciento y un años, a esa edad dictaminó que «la vida era muy corta.» Nunca estudió música, se ganó los frijoles trabajando de maromero en un circo y no fue respetado por los intérpretes clásicos de su propio país.

Alguien dijo que la cubanía es un sueño romántico de la burguesía, para mí no hay Cuba sin ese humilde Sindo de pueblo, sin su Bayamesa o sin La tarde o sin Retorna o sin esa Perla Marina que me pone a llorar.

Sindo, el creador de la trova santiaguera, el niño que llevaba mensajes a los mambises y que estrechó la mano de José Martí. Sindo, al que Federico García Lorca llamó el faraón de Cuba. El compositor de seiscientos motivos de orgullo, de seiscientas formas de amar a un país.

Anuncios

9 pensamientos en “Músicos cubanos V

  1. Si a los 101 años confirmó que la vida es muy corta… Cómo es posible que todavía haya gente que juegue al golf? 🙂 Un abrazo…

    • Mi querido Jose:
      Este señor era lo que en Cuba llamamos un gozador. Enamorado hasta la misma médula de la vida. No supo jamás lo que era el golf, un ordenador, un iphone, Kim Kardashian, Justin Bieber o el invierno en el Polo Norte. Nunca cuidó su salud, fumaba habanos y andaba vaciando botellas de ron, trasnochando sin límites. Y sufrió de desamores, muchas veces…
      Ya lo ves: cientouno y disfrutados.

  2. El universo de la música sin los compositores populares, sería como un arroz congrí sin frijoles. Las notas nacidas en lo más profundo de los barrios humildes, hijas de la necesidad, de las carencias y del ronquido intestinal, permitieron y permiten que podamos saborear el plato en mesa con mantel de hule y cuchara de madera. No conocía “La tarde”, ese danzonete me puso a bailar. Gracias, Ernán.

    • Amigo Ángel:
      Lo prometido es deuda. Pronto escucharás mucha música cubana.
      Y muy de acuerdo contigo, tambien creo música, poesía y pintura se comen en mantel de hule y con cuchara de madera.
      “Tengo testigos: un perro, la madrugada… y el frío.”
      “La tarde”, aquí en un arreglo bailable, es una de las columnas de la cubanía. Sindo Garay y Manuel Corona son indispensables en la Trova Santiaguera. Dicen que recibió mucha influencia de la ópera italiana, no soy un experto y no debo asegurar nada, pero Laíto León, en su sabiduría centenaria coincidía con los historiadores. Te dejo con otra canción de Sindo que me saca las lágrimas: “La bayamesa”. No se escucha bien al principio, pero es la mejor versión que encontré.
      Bayamo fue una ciudad que los cubanos prefirieron quemar, antes que dejarla caer en manos de las tropas españolas en las Guerras de independencia.

  3. Está claro que la música alarga la vida. Gracias por la música. Saludos

  4. Retorna vida mía que te espero… la luz en tus ojos arde… preciosas las canciones de Sindo nacidas de lo más hondo de sus raíces, estoy muy de acuerdo con angeldescalzo, al final es en lo popular donde surge todo… gracias por compartir nuestros pequeños grandes retazos de música

  5. Qué gran homenaje a una gran artista fallecida en diciembre del año pasado. También su versión del clásico Siboney de Ernesto Lecuona es antológica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s