DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

‘Ta bueno ya de nieve!

17 comentarios


Desde las diez de la mañana nieva en el Polo Norte. Cielo gris, edificios grises, gente gris, vida gris. Celebro hoy veinte años de grisura.

Pero… ¿Y esto qué es, esquimales míos?

La nieve se está derritiendo. Los abedules desnudos se convierten en palmas reales, cañas de azúcar, ceibas y cocoteros. El té verde se transforma en jugo de mango y chorrea pecho abajo, la galleta insípida se troca en la dulzura de un mamey.

Alguien está borrando de un caderazo el frío y sacando a la gente del armario.

Es Albita Rodriguez calentando con sus estribillos y su vozarrón de campesina cubana. ‘Ta bueno ya de nieve y de trabajo, a rumbear.

Gracias Albita, por recordarme lo que soy, aunque me disfrace de dos décadas de inviernos.

 


Anuncios

17 pensamientos en “‘Ta bueno ya de nieve!

  1. Ánimo Ernán, ya queda menos: hasta ahí llegará la Primavera! -Albita puede hasta con el iceberg que hundió al Titanic 🙂 Un abrazo!

    • Albita es la fuerza del Caribe y me lo transmite. Es bueno que esa energía irradie.
      Un amigo al que quiero mucho dice que cuando bailo parezco al menos quince años más joven. Lo creo, lo siento así. Me imparte fuerzas, me calienta la sangre. Como dicen en “A chorus line”: supongo que sea genético, no hay trineos en L’abana (San Juan)…
      Gracias por el aliento, don Felicius.

  2. ¿Qué tendrá este ritmo que te embelesa? Todo un placer, como siempre, escuchar….sentir esta música única. Un cordial saludo

    • Amigo Manuel: supongo que sea el ritmo, “pegajoso” lo llamamos en Cuba. Era esa música lo único que renovaba energías en los esclavos africanos. Los amos lo descubrieron, permitiéndoles hacerla y transmitirla a las generaciones que vinieron después.
      Para mí es una terapia escucharla y bailarla… que decirte? Un placer sólo comparable a un orgasmo compartido.
      Los saludos, bien calurosos, que estoy de frío hasta la coronilla. 🙂

  3. Hola. Decía una amiga sueca que debido al clima aquellos son pueblos trabajadores, lectores y con un alto índice cultural a diferencia de los que tirados bajo el sol y con un jugo de mango en la mano dejan pasar el tiempo inútlmente.¿¡?! A sus polémicas palabras le siguió de mi parte una respuesta enérgica, pero aun conservamos la amistad. Y en cuanto al segundo video… me ha dejado sin que decir. ¡Wao! ¡Mira que el frío a ti te hace andar por pecaminosos caminos de la vida! Muchos abrazos, Luis

    • Gracias, mi querido Luis.
      No sé si es el clima, la herencia protestante que hace del trabajo una manera de honrar a Dios, una forma de terapia muy inteligente contra la grisura de los cortos días o la madre de los tomates, los nórdicos son eficientes trabajadores. La economía en este país funciona a prueba de balas y por eso los admiro.
      Lo de “lectores de best sellers” es cierto, lo del alto índice cultural: muy pero que muy discutible, teniendo en cuenta que nivel académico o de instrucción no es nivel cultural.
      Hace unos pocos días un médico sueco me dijo que comiera frutas, pues los “sudamericanos sólo comíamos bananitas”. Le hice una lista de frutas tropicales que desconocía y que están a la venta en los mercados suecos, además de las distintas variantes de peras, manzanas y frutillas del bosque que consumo aquí. Día a día choco con personas tan cultas como él, a todos los niveles.
      No creo en la superioridad de ninguna cultura, ni siquiera de ningún individuo.
      Creo que de todos podemos aprender algo de quién parezca menos inteligente. Aplaudo la diferencia, creo, como Rabindranath Tagore, que “el bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen.”
      Tengo buenos amigos, nórdicos y “sudamericanos”. No hago diferencias, pero a la hora de divertirme: Sur, Caribe, Andalucía, Brasil.. no por superioridad, sino por que es lo que lleva mi sangre.
      De Albita, qué decir? Es para escucharla y disfrutarla. Me alegra poder compartirla.

  4. “Alguien está borrando de un caderazo el frío…” Qué bueno que Albita provoque a caderazos esas agitaciones térmicas. Tanta nieve y tanto trabajo… 🙂

    • Ay madame! No sé como estará el clima por allá por la Alta Normandía, pero aquí había un frío que cascaba las nueces. Por suerte Albita, Sergio Mendes y su Brasil ’66, Vivaldi, Estrellita Morente, Celia Cruz, Niña Pastori, Beny Moré, Elis Regina y otros lo obligaron a alejarse.
      Aunque por estos lares polares el invierno nos puede jugar una mal pasada bien entrado mayo.
      Así que nos hace falta más Albita! Para poder trabajar más y olvidar la nieve…

  5. Que potencia los vídeos de la entrada.

  6. ya llega la primavera… ¡A gozar!

    • Gracias Michele! Estuvo nevando dos días. más de veinte centimetros de nieve en las calles. Hoy desperté y no pude evitar mirar por la ventana. Toda se había derretido. Diez grados de calor, aunque todavía está gris.
      La rumba hizo el milagro .-) Viene la primavera! Y con ella más de Albita!

      • Gracias, la música de Albita me pone de buen humor 😉 Y fíjate que no la conocía, siempre hay algo que aprender. ¡Una canción más y a lo mejor también en el Polo Norte de Suecia sale el sol…!

  7. Sangre caliente en clima frió…..Termina derritiéndose y ya se sabe. Una gota de agua dulce en un mar salado, necesita de otras para crear su propio océano antes de terminar…Siendo engullida por gustos y sabores que no son los suyos. ….. Cuidate

    • Cuanta razón tienes. Por aquello de “donde fueres, hagas lo que vieres” intenté dejarme engullir por el otro oceano. Bastaron quince años y un reencuentro en Madrid para descubrir que siempre seré un extranjero en tierras ajenas. No vale la pena seguir jugando el juego de las apariencias. “Después de la media rueda” es un intento de rescate, tengo que aislar la gota de agua dulce o no sobreviviré. He perdido mucho, pero los recuerdos están ahí, amigo. Gracias por advertirme, creo que estamos a tiempo.

  8. Tú siempre encuentras la forma de calentar el nido por mucho frío que haya. Con todo eso que has puesto a sonar cómo no jiji 😉 Ya viene llegando mi amigo, hasta en el Polo florecerán las margaritas. Un quiero

    • Lo caliento con frituritas de maíz, un buen mojito, una llamada a mi hermana o mis primas centenarias a Miami, leyendo a Cabrera Infante… o invitando amigos de medio mundo a comer comida cubana. Y escuchando sones, cha cha cha y danzones en el MP3 cuando salgo a mis caminatas.
      En las ocho horas del empleo trato de ser tan sueco como los suecos. Después viene mi tiempo.
      Hay sol y algunas plantas reverdecen. Se puede caminar por tierra firme desde hace unos días. Ya viene llegndo, ya todo el mundo lo está esperando… 🙂
      Otro quiero para tí. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s