DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

El notable Manuel Corona

9 comentarios

 

 

—Era el mejor torcedor de tabaco que ha pasado por la fábrica de La Corona. Te lo aseguro. Después de trabajar se iba a los bayuses a reunirse con la fauna de allí, pelandrujas y chulos, afeminados y borrachos. Agarraba la guitarra, a tocar y cantar entonces, a veces hasta que amaneciera.
Niceno, el abuelo de Pupito nuestro vecino, estaba sentado en el quicio de la escalera. Yo a su lado, oyéndolo embobado a mis diecisiete años. Acababa de descubrir la vieja trova santiaguera. Miriam Ramos se había atrevido a cantar y grabar “Longina”, una de las canciones más líricas que se han compuesto en mi Cuba. Estábamos en 1976, en plena época de Led Zeppelin, Silvio Rodríguez y la música disco. Manuel Corona había escrito “Longina” en 1918.
—¿Es verdad que murió en el olvido?
—Tanto como olvidado no, de lo contrario no estarías preguntando por él. De hambre y necesidad, si. Hay peores injusticias en el mundo, esta se la provocó el mismo. No registró jamás sus composiciones, no ganó un quilo prieto con eso. Y la vida bohemia que llevaba… Su cuerpo no aguantó, simplemente. Alcohol, malas noches y la caja del pan vacía, —se toco la barriga con la palma de la mano— una mala combinación. Murió en la trastienda de un bar, en Marianao. Pa’ que veas como son las cosas de la vida, no fue tanta gente a su entierro pero a la despedida que le armó su amigo del alma, Sindo Garay, si fueron muchos. El mismo Corona lo había pedido: «café y musiquita, no quiero llanto.» Más de veinte años después, tú y la gente de tu edad están arrebatados con sus canciones. Por algo será. Lo que me recuerda que cuando Pepe Sánchez, el primer cubano que compuso un bolero, lo escuchó, le dijo: «Usted será algo notable, Corona.» Y lo es.
Camino al trabajo recuerdo a Niceno, mientras escucho “Longina”, en otra de sus tantísimas versiones. La han cantado Jorge Negrete, María Teresa Vera, Pitingo, Gema y Pavel, Oscar de León, Osdalgia, Barbarito Diez, Ana Valdés Miranda… La lista no cabría en tres post de “Después de la media rueda.” Y lo mejor es que la seguirán cantando, pues siempre habrán cuerpos orlados de belleza, ojos angelicales y andares señoriles para el muy notable Manuel Corona y los bienaventurados que disfruten sus composiciones.

 

Anuncios

9 pensamientos en “El notable Manuel Corona

  1. Longina una de las canciones mas bellas de la historia musical cubana, quizás muchos se preguntaran si ella existió de verdad…. claro que si…. la historia de esta canción se inició en 1918 cuando una bellísima mujer llamada, Longina O’Farril, conoció a Manuel Corona en el solar Las Maravillas, donde vivía María Teresa Vera la trovadora cubana. Si mal no recuerdo, hace ya unos cuantos años, vi un programa de TV, donde hicieron un homenaje a Manuel Corona y se comentó, que Longina había muerto en el 1978, en el hogar de anciano antiguo Conchita Gomez…. hoy llamado Hermanas Giralt Andreu en el barrio de Marianao.

  2. había oído la canción pero ahora aprecio mucho más su lírica, gracias por compartir su historia!

  3. Una gran historia detrás de una gran canción… Gracias

    • Sabes, Eduardo? Cuando uno está tan lejos de su propia gente, estas canciones tienen una significación más honda.
      “El amor, madre, a la patria, no es el amor ridículo a la tierra que pisan nuestras plantas” , puso José Martí en boca del caudillo moro Abdala, en una obra teatral.
      A mí me parece lo mismo, amigo. Tampoco veo las fronteras, pero la familia, los amigos, los amores y las memorias buenas y malas dan color a estas notas. Un color intenso y con sabor a Trópico. Es un texto lleno de lirismo, con la poesía de moda hace casi un siglo.
      Hoy hablaba con un amigo precisamente de Edith Piaff, Eagles, Nat King Cole o Mina. Es música buena de una época en que nos enamorábamos todas las semanas y creíamos que el mundo era otro patio para jugar. Si esas melodías nos pueden devolver esas esperanzas, bienvenidas sean siempre. Como ese “Desperado”, ese “The gambler” o esa “Crazy”, que tanto me gustan. Música, vida.

  4. ¡Qué grande! No me canso de saboreaaaarlo. Saludos

    • A mí me pasa lo mismo. Todas las versiones me gustan, pero la primera que oí (la de Miriam Ramos) con un arreglo a lo bolero de los 70’s cantado por Moncho, se me queda en la memoria. Es una lástima que la colgada en youtube se escuche tan mal.
      Gracias, Manolito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s