DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia

Herencia africana

18 comentarios

 

Llegaron desde la actual Nigeria, hacinados en barcos, con grilletes en tobillos y manos. Sus captores les daban poca agua y menos comida. Los pocos que sobrevivían la travesía en cada nave, marcaron el Caribe con su música, con sus bailes, con su lengua, su religión y sus tradiciones. Tras quinientos años de estancia en la región tropical las mantienen, bañadas en sudor, nuevas esperanzas y sincretizadas con el catolicismo a que los forzaron. En la lejana África pocos saben que mucho del patrimonio perdido con la esclavitud, sobrevive en Brasil y en las Antillas.

Orishas llaman a las cuatrocientas y una deidades de su portentoso panteón, patakin a sus filosóficas leyendas, Regla de Ocha a sus creencias religiosas, mezcla de carne y espiritu: el Alafín de Oyó es su respetado rey, sus tambores más sagrados son los tres batá, Ifá sus artes adivinatorias, babalawo sus sacerdotes…

Son los descendientes de los dieciseis reinos originales de los Yoruba, para siempre convertidos en la raíz de un tronco que se levanta en mi tierra, la adorna, le infunde alma, la obsequia con sabores y ritmos.

Fernando Ortíz, Lydia Cabrera, Natalia Bolivar y otros han profundizado en la cosmogonia africana de guerras, amores, cazadores, muerte, venganzas y pasiones. Un mundo que no me atrevo a exponer por desconocimiento, mas del que no puedo prescindir.

Creo que no hay cubanía sin yorubas, no hay una espiritualidad cubana sin la santería

Por su herencia y con sus dioses, se canta y baila en estas dos muestras. Iniciada queda la propuesta, agradeciendo al travieso Elleggua, dueño de los destinos, las llaves y los caminos.

Maferefun, papá Elleggua. ¡Y aché pa’ todos!

Anuncios

18 pensamientos en “Herencia africana

  1. En el primer video aparecen: Ochún la divinidad del amor, vestida de amarillo, Changó, el dios del trueno en rojo, Ogún, señor de la guerra en verde, Yemayá moviendo su vestido azul como las olas del mar que señorea, Elegua despejando caminos “garabato” en mano. Son cinco de los poderosos orishas yorubas.
    En el segundo video Elegua, en negro y rojo, con los tres tambores sagrados, los batá, inicia la ceremonia de abrir caminos. Aché es energía positiva, buena suerte o un destino de triunfos, se le desea a amigos y enemigos en son de paz y amistad.

  2. No se si recordaras la tropical. Era un antro bien es cierto, pero cuando cuando sonaba una canción digamos que tradicional y todos esos cuerpos se movían a la vez. En fin, sin palabras, la pinta siempre me gusto realmente.

    Y en fin, la santeria resumiendo son diosas de la farra y ellos dioses del engaño. En fin, una religión muy distinta a las que conocemos. Cuidate

  3. Los bailes de la Tropical se merecen una crónica, amigo Plared. Aquello era algo muy especial, con todos aquellos cuerpos a punto de reventar las costuras de sus vestidos, moviéndose de una forma pecaminosa. 🙂
    Mis cuatro abuelos eran ateos, yo “evolucioné”como deísta. Por eso prefiero no hablar de religiones, para no meterme en camisas de once varas.
    Gracias y saludos desde un otoñal Polo Norte.

  4. Aché pa ti… cada una de las danzas con que se manifiestan los orishas son de una riqueza y una carga tremenda… nuestro Ramiro Guerra supo sacarle zumo a ello y llevarlo a la escena para apreciación de todos los públicos

  5. Ramiro Guerra se merece mucho más de lo que ha recibido en honores. Siempre enamorado de nuestro folklore, luchó a brazo partido por darle una imágen pública. Su “Suite yoruba” es simplemente una obra maestra.
    Alicia Alonso, sin restarle méritos como ballerina, no tuvo nunca problemas con su ballet europeizado pero a Ramiro le empedraron el camino. Otra situación incómoda y avergonzante dentro de nuestra cultura.
    Cada orisha se manifiesta en una especie de credo danzario. Imagino que en el panteón de los dioses en Grecia y quizás en Egipto y la India fuera igual y se haya perdido la tradición.
    Recuerdo cuando José Martí aclaraba que en Cuba sabíamos más de cultura clásica grecorromana que de los mayas, aztecas e incas, ni siquiera mencionaba las tradiciones africanas, que tenemos más cerca.
    No sé si has visto este homenaje de Narciso Medina al maestro Guerra:

  6. Si, disfruté de esa pieza, yo estuve en su teatro un poco destartalado de Infanta, donde entrevisté a Narciso y supe del cariño que se le tiene a Ramiro y de la labor extendida en los barrios de Centro Habana donde radica su compañía y de donde ha salido buena parte del elenco actual. Narciso ha sido parte importante de las generaciones que siguieron al maestro Ramiro, gran pedagogo además. Qué bueno recordar y hablar de todo esto. Gracias!!

  7. Reblogueó esto en Abanico Internacionaly comentado:
    Un vistazo al sincretismo cubano que es la Santería – sus ritmos son el ritmo de la isla

  8. Muchas gracias, Amy. Un inmenso placer estar en Abanico Internacional.

  9. Desde el Africa vinieron y entre nosotros quedaron….y bueno son una riquera…..-@

  10. Anoche vi una entrevista con la cantante Angelique Kidjo, de madre yoruba. Ha sido parangonada por su vitalidad y su frescura, es la gran diva de la música africana. Yo la llamo: una fuerza de la naturaleza. Hay que oirla hablar en una entrevista, ese desparpajo al que estamos acostumbrados en Cuba, al pan: pan y al vino: vino. Nada de enredarse en la hipocresía de lo politicamente correcto.
    Verla en el programa de televisión Skavlan, rodeada de nórdicos sobrios, imagínate. Parecía un pavorreal pavoneándose por un cementerio de zombies…
    Esa es nuestra herencia africana. De ahí nos vienen esas ganas de vivir cada segundo que nos ha tocado.

  11. Un post muy bueno e interesante,como siempre. Por cierto,estuve un tiempo inactivo pero hace poco comencé de nuevo a escribir en mi blog (curiosidadhistoria.wordpress.com) te espero allí 🙂

  12. te recomiendo dar un paseo por el blog del cucharilla para conocer un poco más de áfrica http://elcuchara.es/

  13. Borinquen bella tambien tiene una gran herencia africana que nos enorgullese con su musica y gastronomia. Y no, no me olvido que ls gran Cuba y Puerto Rico son de un pajaro las dos alas.

  14. La fusión siempre da cosas hermosas, pero la pureza original nos desvela las entrañas de los ritmos fundidos en la música cubana. Con bellas visiones nos deslumbras.

  15. Muchas gracias! Lo hice y me gustó mucho.

  16. Todo el Caribe la tiene, incluso en la parte continental. Lo que pasa que en nuestras islas todo se hace con más arranque. Como si el mar y el sol nos obligara a vivir con muchas ganas…

  17. Gracias, amigo Joya. Me hubiera gustado poner algo menos coregrafiado, como se baila en las ceremonias que aún se celebran, pero está prohibido por la religión. A algunos bailadores “se le monta el santo”, una especie de éxtasis o posesión y suceden cosas sorprendentes.

  18. Definitivamente es el mar y el sol. Esa brisa caribena que nos arrullaba de ninos y la resolana que nos quemaba aun debajo de las palmeras,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s