DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia

El peluquero que componía cha cha chas

2 comentarios

cuba baila

Yo creo que las tradiciones son el corazón de un país, no los discursos de los políticos, ni las medallas de los militares. Quizás me equivoque, pero una receta de majarete compartida o una descarga de bolerones en la sala de una casa, unen más que un desfile con tanques y cohetes. Por eso mis recuerdos son sagrados, no vaya a ser que nos obliguen a hablar ruso, a cantar la Internacional o a comer avestruz algún día.

Desde que me mudé para el Cerro compro en la bodega de Fermín. Me gusta el ambiente, el bodeguero siempre tiene prendida la vitrola, se apoya en el mostrador y suelta una risa contagiosa pues tiene mucho sentido del humor. Allí se sienta la clientela a oír música y darse su traguito de ron. A cada rato aparece una chiquilla inquieta y linda, Xiomarita. Le insiste al padre que le pongan El paso de Encarnación y a los primeros compases arranca a bailar, para el encanto de los presentes.

Si la muchachita bailadora fuera mayor, le contaría que por los años cincuenta, hace una década, conocí a Pedro Pablo Aranzola, Carucho para sus amigos. Él compuso ese cha cha cha tan rico. Yo era clienta de su peluquería en Marquéz González y calle Salud. Una de las mejores en esta capital para personas de cabello acaracolado y piel de chocolate, cuando la Habana era la Habana y Cuba reía. Era un tipo ocurrente y muy atento, además, a esas cosas que suelta la lengua cuando una espera por que le hagan el tratamiento y se le asiente la rebelde cabellera.

Al Salón de Belleza iban de visita unos cuántos músicos, tres o cuatro muchachones de la orquesta Aragón. Aranzola era de Nueva Paz y por las Villas de entonces había conocido a Richard Egües, que era de Cruces.

A Carucho le bastaba oír una frase y se le encendía el bombillo. Salía a buscar lápiz y papel, anotaba y después le cantaba sus cosas a Egües que las ponía en el pentagrama. Mi peluquero era un genio natural, le encontraba el filón de oro a cualquier detalle. Lo descubrí una noche en que movíamos el esqueleto con la Orquesta de Chapottín. El cielo se llenó de nubarrones. Empezó a tronar. Nuestro vecino Tomás le dijo a su pareja «Encarnación, arranca pa’ casa, mujer. Que nos va a coger el aguacero y con ese vestido tan apreta’o no puedes correr. Nos vamos a empapar por culpa de tu vanidad». Ahí mismitico el peluquero agarró una cuartilla y compuso El paso de Encarnación.

Unos meses más tarde pasó algo parecido. Una señora quería un color de tinte que le cubriera bien las canas. Le apuntó el número de su teléfono, para que la llamara cuando lo tuviera. Si no estaba, aclaró, le podía dejar el recado con su marido, Cirilo. Te juro que en el mismo papel que la canosa puso sus numeritos, Aranzola garabateó Los problemas de Atilana. Escuchaba algo, se le prendía la chispa y a componer, aunque el pobre no sabía escribir música. Había sido hasta limpiabotas cuando dejó Nueva Paz y llegó a la capital sin un quilo prieto partido por la mitad.

Egües venía a pedirle nuevos cha cha chas a cada rato. El peluquero siempre tenía alguno listo. Algunos prendieron en el gusto popular, otros no. Espero llegar a vieja y poder contarle la historia del más conocido, El paso de Encarnación, a Xiomarita, la pequeña bailadora de la bodega de Fermín en Zaragoza y Manila, cuando sea ya mujer, con hijos y nietos. Para entonces, ella sabrá que los recuerdos son sagrados y le dan la verdadera fuerza al corazón de un país, no las medallas de los militares ni los cansones y mentirosos discursos de los mandamás.

cub_ay10

Autor: ernán dezá

Me las doy de aprendiz de curioso con ambición de croniquista. Ya voy viviendo mi sexta década, parte en Cuba, parte en Suecia. Tengo algunas cosas que contar y otras que mejor no cuento.

2 pensamientos en “El peluquero que componía cha cha chas

  1. Como es buena costumbre: hondo y sensible. Abrazotes

  2. Muchas gracias Manolito. Estoy sacando del sombrero una serie de crónicas que creí demasiado locales en su momento. Y que sin la música no parecerán muy sabrosas. https://www.youtube.com/watch?v=N3JJvKSYkFo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .