DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia


16 comentarios

Bailes cubanos III

 

¿Quién no sabe en Cuba que el son es lo más sublime para el alma divertir?

Aquí en dos variantes:

Una con Ada y Silvio, casi acrobática, con sabor a barrio. Silvio se clava en el piso con su famoso tornillo y me mata de envidia. Es un paso que exige precisión, sentido del ritmo y una mano firme como la de Ada.

Después Sonia Calero y Roberto Rodríguez interpretan un son estilizado, poema incluído. Teatral aunque no pierde su tumbao. Son al son.


14 comentarios

Bailes cubanos II

Vivíamos en la habanera calle San Cristóbal y no había dinero para ir a ver películas. Pero al doblar la esquina, el cine Coloso abría sus ventanas por el calor. Una de ellas coincidía con la cocina de mi vecino de enfrente, Manolito. Me convertí en asiduo espectador de cine gratis en su casa, a traves de su ventana de voyeur convertida en pantalla barriotera. Con permiso de mis padres, pues tenía sólo siete años.

Evoco la expresión de Simbad, en la piel de Douglas Fairbanks, asombrado ante la aparición del tesoro y de Steve Reeves como Hércules derrumbando templos con sus músculos, entre otras imágenes, pero ”Un día en el solar”, el primero de los dos únicos musicales que se han filmado en Cuba, lo recuerdo escena por escena. La música de Tony Taño, los bailes de Alberto Alonso, la elegancia de un solar estilizado y la gracia de los actores y actrices que meneaban con gran dulzura aquellas sus cinturas en el mambo más espumoso que se ha coreografiado.

El dúo de la escoba fue mi paradigma de la sensualidad solariega durante años, con sus piropos rimados de guapería fina, tan comunes en mi niñez. Sonia Calero y Roberto Rodríguez usando la escoba como pretexto para coquetear. Del bossa nova al mambo y luego al guaguancó. Los dos últimos minutos me parecen de antología.

A disfrutarla como la disfruto yo, bailando.