DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia


36 comentarios

Estacionamiento para OVNIs

Fui a comprar café, para aliviar la resaca de la noche anterior. En la plaza me sorprendió un letrero en sueco, pintado en el suelo:

Estacionamiento Gratis

para O.V.N.I.s

durante 4 horas terrestres

Nadie se detenía a mirarlo. Pensé que estaba aún borracho y sufría de espejismos alcohólicos. Todo es posible.

De repente se me llenó la cabeza de ideas. Debía aprovechar la oportunidad por si algún extraterreste entendía el idioma y decidía aterrizar. Regresé a casita corriendo. Escribí esta carta, la metí en un sobre y fui a dejarla junto a las letras.

Señores de otras galaxias:

Si su intención es conquistar la Tierra y apropiarse de sus recursos, no pierdan el tiempo. Ya los ricos y los políticos han dejado el globo terráqueo pelado. Busquen un planeta con gente  que lo haya cuidado, este no es el caso. Pronto no tendremos más que agua salada por todas partes, una atmósfera irrespirable y más muertos que cucarachas. No se les ocurra aterrizar, que se contagiarán de alguna enfermedad rara o querrán comprar el último modelo de televisor extraplano o un abridor de latas eléctrico.

Atentamente:

Un terrícola que necesita transporte intergaláctico urgente. Mientras más lejos mejor. Me da lo mismo ser súbdito de Darth Vader que del emperador Ming, convivir con gremlings secos o ewoks amistosos, que adelgazar corriendo delante de critters, aliens o fundamentalistas religiosos.

P.D. Tendrán que conformarse con mi agradecimiento, pues le debo al banco más de cincuenta años de sueldos enteros después de mi muerte, en caso de que llegara a centenario.

IMG_0697