DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Relaciones con cubanos: Las 8 cosas que más torturan a los cubanos fuera de Cuba

10 comentarios

No soy de rebloguear nada, por mucho que me guste, pero Jocy Medina dio en el clavo de tal manera, que no puedo evitar meter su artículo de cabeza en Después de la Media Rueda. Un gustazo para este cubanazo: Jocy Medina de visita!

Un Pedacito de Cuba

Hasta hoy, yo nunca había conversado de esto con alguien que no fuese cubano. Al tratar de explicarle estas cosas al mundo la respuesta siempre es: ‘y si es así, para que se van de Cuba?’ Esa respuesta es un puñetazo en el file0002081215668estómago que destruye la genuinidad con que queríamos conversar de algo que anda mal. Además esa pregunta en particular tiene repuestas tan grandes y dolorosas que al tratar de darlas se traban la garganta de tal forma que resulta mejor ni hablar.
Pero como yo creo que el mundo que rodea a los cubanos fuera de Cuba tiene en sus manos el poder de llenar muchos de los vacíos que siente el cubano lejos de su tierra, hoy me voy a arriesgar y voy a compartir estos secretos con cubanos y no cubanos por igual.

Espero que estos secretos los ayude a explicar porque a veces los…

Ver la entrada original 2.077 palabras más

Anuncios

10 pensamientos en “Relaciones con cubanos: Las 8 cosas que más torturan a los cubanos fuera de Cuba

  1. genial … MB.

  2. Claro que mis experiencias no son exactamente las de Jocy, aunque se parecen. Todos los cubanos no podemos ser iguales, por lógica. Lo triste es que fuera de la isla algunos nos ven a casi todos como los bailadores de rumba que podemos ser en un momento dado, pero cuando descubren que somos seres humanos como todos, se decepcionan.
    En estos países norteños, como Canadá en el caso de Jocy y Suecia, en el mío, existe una tendencia a querer civilizarnos. A desnudarnos de la africanía y darnos un barniz más occidental.
    En Cuba no solo los autos son de antes de 1959, la mentalidad de una mayoría no ha evolucionado con los tiempos. La falta de noticias del exterior, el desconocimiento total de lo que es Internet, el chovinismo de los que vivimos aislados que provoca cierto complejo de inferioridad/superioridad, los atrasos en técnica, ideología y ciencias…
    A veces me asusta escuchar a algunos de mis paisanos hablando de nosotros mismos como un grupo compacto de personalidad única. Es consecuencia de seis décadas, o más, de dictaduras. Espero que eso cambie algún día.
    Gracias Enrique, me alegra te haya gustado mi primer y último reblogueo. 🙂

  3. Muy bueno el artículo de Jocy. Ayuda a comprender a los cubanos.

  4. Agradezco tu comentario … muy interesante, ernán, no todos conocemos lo que pasa en esa tierra querida, aunque creamos saberlo.

  5. En definitiva tu sentimiento es común con Jocy.
    No logro imaginar el dolor de patria que los invade, pero veo que no desfallecen en el intento de recordar.

    Buenos augurios.

  6. Es una Cuba que nos duele demasiado pero elegimos recordar lo bello y lo tierno, para sobrevivir…

  7. Gracias, Eduardo. A mí me resultó conmovedor, claro que a los cubanos que viven en España o en Miami no les pasa lo mismo. Se sienten en casa… 🙂

  8. Gracias amigo por tenerme en su página. Es un honor.
    Un abrazo cubanísimo!!

  9. Te leo, Jocy, muchas veces con lágrimas en los ojos. Entiendo siempre tus puntos de vista, explicarlos a un extranjero es casi imposible. Lo que ha pasado en Cuba, después que los norteamericanos obligaron a Batista a abandonar el gobierno, no tiene lógica en el resto del mundo.
    Estuve once años sin poder visitar a mis padres, familia y amigos. Regresé, como turista temporal, a una ciudad destruída fisica y moralmente. Once años de ausencia total lo preparan a uno para ser más objetivo o lo hacen razonar de una manera más subjetiva? No lo sé.
    Allí viven mis padres, mis primos, algunos vecinos y amigos que no se han ido; pero después de veintiún años viviendo en un lugar tan diferente como Suecia, se vuelve uno un poco como tu hijo en sus primeras visitas y se pregunta todo el tiempo: por qué?
    La explicación de la mayoría de las cosas que pasan en nuestra isla se escapan a mi inteligencia. Y mi vida, quiera yo o no, está de este lado del Atlántico. Si me he adaptado por obstinación o porque a lo bueno se acostumbra unos más rápido, también lo ignoro. Quiero a este pais pues como decía Celia Cruz: el país de uno es el país donde uno se puede ganar decentemente los frijoles. En Cuba hace cincuenta y seis años que eso es imposible.
    Gracias por escribir cosas maravillosas, gracias por permitirnos leerlas y poder sacar conclusiones.
    Otro abrazo, cubanísimo.

  10. Gracias amigo, no sabes como me llegan tus reflexiones. La razón de esa adaptación me la he preguntado tanto, tiene tantas matices. Seria genial escribir un libro de historias de los cubanos que se fueron. Creo que los que se quedaron tienen historias para rato, y me encanta escribir de gente como sus primos, y tios alla en Cuba, pero las historias de los cubanos fuera de Cuba son algo que no tiene igual. El exilio adiciona un gusto (o un disgusto) a todo en nuestra vida…. un abrazo inmenso. Jocy

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s